domingo, 17 de noviembre de 2013

EL BLOG EN VAPOR

Me han avisado que el blog GUARDIANADELIBROS aparece en los agradecimientos del libro "VAPOR" de Lea Tobery.

Desde aquí le mando las gracias, porque estas cosas siempre hacen muchísima ilusión.

Os vuelvo a dejar información del libro, para los que todavía no lo conozcáis:

VAPOR
"Helena tiene 19 años y hace uno sufrió un terrible accidente de avión. Sólo ella sobrevivió. A partir de ese trágico suceso su vida cambió por completo. Ella, una persona alegre, empezó a padecer bruscos cambios de humor. El color de su presente es negro: casi siempre está abatida, irascible o triste. Y a menudo también se siente vapor: como si transitara entre la realidad y la irrealidad. Desde el accidente, su existencia está estrechamente vinculada a un secreto. Ella y su secreto son inseparables. Algo inconfesable había ocurrido en el avión siniestrado. 
¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué sólo se salvó Helena? ¿Cuál es su secreto?"

Una historia desgarradora, una protagonista inmersa en una lucha interior, una novela llena de sentimiento. DescubreVapor de Lea Tobery y déjate llevar por la magia de sus páginas.

PRIMERAS LÍNEAS

“Desde el accidente, su presente y su futuro estaban estrechamente vinculados a un secreto. Ella y su secreto eran uno. Eran inseparables. Había pasado ya un largo año. Y Helena estaba harta. Por mucho que lo intentaba, no podía encontrar una luz que la guiase entre las penumbras que teñían su vida.

En la puerta de aquel restaurante, no pudo reprimir las lágrimas. Nathan le dijo adiós y se marchó. Ella se había quedado clavada en la silla y tardó en reaccionar unos segundos.

—Espera —musitó mientras se levantaba como impulsada por un resorte.

Fue corriendo hasta la salida del local. Sus lágrimas eran de impotencia y de rabia contenida. Nathan se alejaba calle arriba sin volverse. Ella se quedó mirándolo, como si quisiese que tropezase para correr en su ayuda, para sentirlo cerca, para decirle que lo que más ansiaba en aquel momento era gritar que lo amaba. 

Finalmente, Nathan dobló la esquina y desapareció. Entonces Helena se secó las mejillas con el dorso de la mano”

3 comentarios: