sábado, 22 de octubre de 2011

Reseña Willow

Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado 
"Es difícil guardar un secreto 
cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo" 
OPINIÓN PERSONAL                   
(Sin spoilers)

Tras una sinopsis que ya nos desvela el motivo por el que la protagonista se ha introducido en este mundo de autolesión y dolor, no estropea la lectura del libro, ya que lo importante de la historia es ir acompañando a la protagonista durante su día a día, una vez que han pasado unos cuantos meses desde el trágico suceso. Iremos viendo de primera mano cómo asimila la protagonista el sufrimiento y cómo permite a sus sentimientos fluir.

"Willow" es una historia dura, cuya lectura te mantiene durante varios momentos con un nudo en la garganta, pero es de esas historias que te llegan al corazón.

Este es un libro, que en mi opinión, se puede analizar desde muchos puntos de vista y del que todos pueden sacar su propia conclusión o reflexión. La escritora aporta unos sentimientos y actos muy reales y muchos detalles que ayudarán a todo tipo de lector a sentir la historia.  La narración no sólo se centra en el modo elegido por la protagonista para lidiar con el dolor, para hacer que éste no la supere, sino que iremos viendo cómo, tras sufrir un hecho difícil, tras tener que convivir con una carga de culpabilidad por lo ocurrido, la protagonista irá dándose cuenta de que no sabe llevar sus sentimientos, ya que no se quiere dejar llevar por la tristeza, porque piensa que si lo hace no remontará. Pero no sólo veremos cómo ella hace frente a todo esto, sino que la escritora también nos acercará a sus familiares más cercanos y a sus compañeros de clase con los que podremos comparar e incluso encontrar un personaje que encaje con nuestra propia forma de llevar el dolor, ya que se nos presentarán personas muy diversas con distintas opiniones y sentimientos que darán un toque muy llamativo a la novela.

Lo que caracteriza a este libro es la naturalidad con la que la escritora trata temas tan duros y difíciles, y cómo, a pesar de ser temas que se trataría con dolor y tristeza, consigue envolverlos en una atmósfera optimista, con presencia de toques muy frescos y acompañados en varias ocasiones de humor y donde 
incluso habrá hueco para el amor. Cosas que hacen que el lector sea optimista con el futuro de la protagonista, que hacen que sigas pendiente de la historia porque ves luz al final del túnel que Willow ha creado para poder llevar ese dolor.

En cuanto al lenguaje empleado, está presente un lenguaje muy coloquial y cercano que te ayudará aún más a meterte en la historia y cuya narración de la misma te introduce en el día a día de Willow permitiéndote imaginar cada escena con gran realismo.

En cuanto al público al que va dirigida, en mi opinión es una novela que dejará huella en todo lector, pero que tal vez un público juvenil/adulto conseguirá sacarle todo el juego a la novela y podrá saborear, entender y reflexionar toda la historia.

Por tanto, deciros que la lectura de este libro es TOTALMENTE recomendada. Te acerca un tema muy complejo de una forma muy cercana y natural que te permite entender mejor todo lo que se esconde detrás. Una historia dura envuelta en una corteza de optimismo, en la que no faltarán momentos tiernos y de esperanza.


"Con este libro, Julia Hoban nos acerca un tema duro y difícil de un modo muy natural y cercano, envuelto en momentos tiernos y cálidos. Una historia dura y tierna a la vez, que te atrapará de principio a fin" Guardiana de libros



Webs de interés:

Como nota final, quiero poner esto, ya que mucha gente suele ver el tema de la autolesión de manera equivocada:
La autolesión no es un acto infantil, no se hace para llamar la atención, ya que prácticamente en todos los casos se lleva en silencio y con absoluta privacidad. Es un modo de llevar emociones o sentimientos que resultan intolerables y a partir de los cuales no se encuentra un mecanismo de salida más rápido o efizaz para poder soportarlo. Algo que les lleva, por un momento, a sentir algo de paz.

8 comentarios:

  1. La verdad es que he leido ya varias reseñas buenas de este libro:) espero poder leerlo pronto:D Gracias por la reseña

    Saludos,
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Estoy muy de acuerdo con tu valoración. A mi este libro me ha parecido uno de los mejores libros de temática realista de los que he leído este año.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Nunca había leido una reseña de este libro, creo haber visto la portada pero no tenia idea de que trataba..me gusto mucho tu reseña y quizas termine leyendolo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, hice la reseña en mi blog también recomendándolo aunque avisando de que es una historia dura.
    Muchos saludos!

    ResponderEliminar
  5. Desde hace bastante que me llama este libro, espero poder conseguirlo algún día :)

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría leerlo pues parece que es un libro cargado de mucho sentimiento, pero no ha salido por aca, así que haber si un día.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. No conocía este libro, pero tiene muy buena pinta. No sé porqué pero me suelen gustar las historias que narran algo "fuerte" de superar.
    un saludoo

    ResponderEliminar
  8. Leí un poco pero lo deje apartado ya que me llamaban otros...

    Un saludo!!

    ResponderEliminar